Blog

La guerra y sus testigos

He aquí un texto cuyo tema principal es un hecho verídico familiar acontecido por el padre de mi abuelo materno, mi bisabuelo Ricardo Tomás Cebrián. Para realizar este trabajo he contado con la ayuda de mis dos abuelos por parte de madre, Marco Antonio Tomás Alcalde (1944) y Soledad Maza León (1948), que actualmente tienen la edad de 69 y 65 años. Recurrí a ellos ya que son parientes muy cercanos del protagonista de la historia. Debido a sus cortas edades, históricamente hablando, no presenciaron la Guerra Civil Española ni la Postguerra, pero si sus memorias vividas tiempo atrás.

Ricardo Tomás Cebrián (1893-1966), nacido en Villena, Valencia, residía en Madrid trabajando en la Dirección General de Seguridad. Partidario de la República vivió grandes conflictos durante la Guerra Civil Española. Como buen hombre que era, según mis fuentes, intentó ayudar en la mayor medida posible a muchos ciudadanos que se hubiesen visto enfrascados en problemas comunes en esos momentos crudos de la historia. Intentó así conseguir la libertad de personas muchas veces inocentes, que seguramente fuesen hacia una muerte segura, la ayuda a familiares y amigos, o el apoyo que se necesitaba para seguir en pie durante los tiempos de guerra.

Fue cuando en el año 1939 los Nacionalistas vencieron, imponiendo así una dictadura en España, y mi bisabuelo, que era del bando contrario, fue buscado, perseguido, capturado y encarcelado con el fin de juzgarlo y posiblemente fusilarlo. Como siempre nada en esta vida es justo y Ricardo acabó por reconocer todos los cargos por los que se le acusaba. Se celebró un juicio sumarísimo, con el fin de declararle culpable o inocente. Fueron llamados como testigos varios personajes entre los que se encontraba un cura que no puso nada a su favor (aún se desconoce el porqué) pero en la otra cara de la moneda se encontraban muchas de las personas que habían recibido en su momento la ayuda de Ricardo, y habían sido reunidas por los familiares y amigos de mi bisabuelo. Cabe destacar el testimonio de unas monjas que habían sido socorridas por el acusado, cuando éstas encontrándose en bando republicano iban a ser arrestadas, Ricardo las ayudó a cruzar al bando Nacional. A consecuencia de esto ellas hablaron a su favor en el juicio donde se le declaró inocente, pero se le negó el derecho a ejercer la abogacía y se le fueron negados muchos privilegios.

Finalmente consiguió retomar su vida y volver a ejercer su profesión aunque de una forma clandestina, ya que él trabajaba en colaboración con abogados amigos, del bando nacional. Con lo que ganaba de ello pudo sobrevivir en la Postguerra . Fue escritor (*El Vuelo, ESPAÑA-AMÉRICA) y tuvo un hijo a la edad de 51 años, mi abuelo, que hoy me narra la hazaña.

Gracias por vuestra ayuda Yayos.

*El Vuelo, ESPAÑA-AMÉRICA. Reconquista de los pueblos iberoamericanos hecha por el Plus Ultra. Historia completa y documentada del vuelo y sus trascendentales consecuencias, desde su origen hasta su finalización, escrita y recopilada. Por Miguel España y Ricardo Tomás. (1926)

*Ricardo Tomás Cebrián era familiar cercano del famoso abogado y profesor universitario Francisco Tomás y Valiente víctima de ETA.

Alejandro Manzano Tomás – 1º Bach. C (2013-2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *