Blog

Franco murió en la cama

COMIC

Sin título2

Sin título3RECUERDOS

Estaba entrevistando a mi abuelo Manolo sobre la guerra y la posguerra. Mi hermano pequeño no paraba de reirse porque a la misma pregunta habia contestado una cosa y la contraria. Pero aunque nos hacían gracia sus respuestas, estabamos los dos muy atentos. Y mi abuelo disfrutando porque seguramente habia intentado contar esas historias otras veces, y nadie le habia hecho ningún caso. Historias de vencidos que a nadie interesan , y que seguramente era mejor no contarlas. El tiempo ha borrado recuerdos de viejo, y los ha sustituido por otros recuerdos más nuevos, mas bonitos, de los de ahora, de no pasar hambre, de no pasar miseria, de no pasar miedo.

-¿Como murio Franco?- le pregunta mi hermano. Por su mente de chiquillo, no se le ocurre otra cosa que pensar que como mínimo debio tener la misma suerte que las moscas que el atrapa. Y se queda boquiabierto cuando se entera que fallecio en la cama.

– ¿Que? ¿Que si la educación puede modificar la actitud ante las guerras y favorecer la paz?. Que le pregunten a los Sirios o a los Pakistanies. O que nos hubieran preguntado a muchos de los españoles que viviamos con miedo. Yo deseaba la guerra.

– Me llamo Manuel Muñoz Lozano. Tengo 79 años- habla y se vuelve a equivocar, en realidad tiene 81- y soy español. Pero de Zaragoza, sobre todo soy de Zaragoza. Y añade que es un maño, ciudadano del mundo. Quiere dejarlo claro, lo remarca, ciudadano del mundo y maño. Y continua:- Soy hijo de agricultores. Vivia en Ariza con ellos y tres hermanas. Mi padre estuvo dos veces en la carcel por pertenecer a la CNT. Pero la primera vez coincidio con los causantes de un atentado contra el General Mola que tenia el cuartel en Ariza. Soltaron una locomotora para que chocara contra el tren en el que viajaba el general. Se frustro el atentado porque la maquina se paro antes de chocar, y detuvieron a todos los que trabajaban en el turno de aquel dia. Decidieron fusilarlos a todos, y por el mismo precio tambien a mi padre que estaba en el calabozo con ellos. Me contó que un Guardia Civil, apodado el Tio Civilón, le dio un empujon cuando empezaba el paseillo y lo metio detrás de la puerta. Posiblemente Civilon hubiera querido dar 17 empujones mas. Al anochecer salio del calabozo y se fue a su casa.

Noto que se cansa. A mi abuelo le gusta hablar, pero de lo que le da la gana. Va por libre en ese aspecto. No le voy a agobiar mucho mas. Le digo que ya estamos terminando. Le pregunto que si cree que hemos mejorado en el tema de la Paz entre Naciones.

– No hemos mejorado practicamente nada. La ONU sirve de muy poco. Los ricos son unos buitres; pero bueno, cualquier iniciativa en favor de la paz siempre es buena.

Cuando le pregunto si cree que la educación puede modificar la actitud ante las guerras y favorecer la paz, mi abuelo se rie. Se rie y me dice lo que todos vemos. Que la educación en España no tiene arreglo. La iglesia, los ricos y los partidos politicos no se ponen de acuerdo.

Termino la entrevista; y le doy un beso. Mi abuelo tiene alguna anecdota, pero la realidad es que como la mayoria de los españoles de su epoca se entero de lo que paso cuando ha podido leer algo escrito por gente que no eran franquistas. Y lo mas importante ¿por qué fue la guerra?

 

Celia de la Osa Muñoz           –           1º BACH. A (2013 – 2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *