La pequeña historia de las hebras de Paz Viva

La pequeña historia de las Hebras de Paz Viva, que nosotros sepamos, empieza en Israel, el estado marcado por la memoria de la Shoa y precisamente en el Museo del Holocausto (Yad Vashem) de Jerusalem, dedicado a recordar, en mayúsculas el horror, el sacrificio y la culpa.

Sin embargo, en 1963 se creó una comisión, respaldada por la ley israelí y presidida por un juez del Tribunal Supremo que nombraba como “justos” a personas que tendieron hebras de paz viva. Se instaló además por inciativa de Moshe Bejski en el mismo museo un “Jardin de los Justos” con la idea de plantar en él un árbol por cada “justo”. Había sitio para 3.000 árboles pero entretanto han sido reconocidas unas 30.000 personas como justos que salvaron las vidas de más de 140.000 judíos, por lo que en vez de plantar un árbol se fija entretanto una placa con el nombre.

El nombre “justo”, que inicialmente se refería a una persona no judía que había arriesgado su vida por salvar la de algún judío amenazado durante el holocausto, se ha extendido a partir de 1999, gracias a la red Gariwo (Jardín de los Justos del Mundo) y en particular a su presidente Gabriele Nissim investigador y periodista, a cualquier persona que ha desafiado las normas dominantes al echar una mano a cualquiera gente amenazada en cualquier conflicto por ser considerada enemiga o extraña. Así el “Jardin de los Justos” creado por Gariwo en Milan recuerda, junto a quienes salvaron vidas judías, a “justos” como a un cónsul italiano que durante el genocidio en Ruanda salvó la vida a 2.000 personas. Incluso en Yerevan (Armenia) hay un jardin de los justos dedicado a turcos que salvaron la vida de armenios durante el genocidio de 1915.

El cultivo de esta memoria de hebras de paz viva recibió un gran impulso al publicar Svetlana Broz, nieta de Tito y presidente desde el 2001 de la seccion de Gariwo en Sarajevo, en 2002 con el título “Buena Gente en Tiempos del Mal” 90 de las muchas entrevistas que ha realizado en las que serbios relatan de forma vívida y concreta cómo durante los enfrentamientos armados de los años 90 croatas o musulmanes salvaron sus vidas, croatas cómo fueron salvados por serbios o musulmanes, musulmanes cómo fueron ayudados por croatas o serbios.

Entretanto crece en Europa el número de “Jardines de los Justos” materiales o virtuales, que hoy ya son al menos 9.

Las gestiones de Gariwo encabezadas desde Milán por Gabriele Nissim han conseguido que 388 miembros del Parlamento Europeo hayan dado el 10 de Mayo 2012 su voto para que ese parlamento establezca el 6 de Marzo como “Dia Europeo en Memoria de los Justos”.

Nuestro proyecto parte de una idea que planteó en 1997 con el nombre de “semillas de reconciliación” Juan Gutiérrez como director de Gernika Gogoratuz, centro de investigación por la paz y tratamiento de conflictos, quien desde 2011 coordina el grupo de trabajo “Memoria y Procomún“ en Medialab-Prado, Madrid, donde se ha elaborado el proyecto partiendo de esa idea. De ahí ha surgido en diciembre 2014 la Asociación Hebras de Paz Viva que sigue desarrollando el proyecto tratando de formar en esta fase una red de grupos para su difusión y una cierta coordinación internacionales.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *